RELATOS SW
E L   T A T U A J E
A través de la elaboración de un tatuaje, es como Arturo logra hacer que Cludia, su esposa, tenga una experiencia extramarital que a él excita totalmente.

 

Claudia tiene 26 y yo 30 anos y llevamos 6 anos de casados. Claudia es una chica con un cuerpo envidiable, su cintura mide 23 1/2 pulgadas, sus caderas 35 y de pecho 34. Tiene una piel de porcelana. Cada vez que la veo vestirse me excito. Cuando la conoci era una chica super timida al principio pero cuando tomaba confianza se soltaba. La invitaba a la discoteca y se vestía muy tapada de ropa. Le regale un traje corto para la próxima vez que salgamos y se lo puso y así poco a poco la fuí llevando a que vistiera mas sexy. Y cada vez que ella iba a comprar ropa yo la acompanaba y le escogía la ropa mas corta que veía.
Ella protestaba al principio pero ya le estaba gustando. Siempre que saliamos al centro comercial se ponía las minifaldas más cortas, me excitaba de tal manera que yo mismo se las subía más y ella no me decía nada, y en ocasiones yo mismo le quitaba el "g-string" en los provadores de ropa y caminabamos por todo el centro comercial. Cuando subíamos alguna escalera eléctrica ella se colacaba atras de mi con su mini bien arriba y los hombres se desesperaban por subir atras de ella. Yo le decía que no se tapara y que abriera las piernas un poco más. Se excitaba y la respiración le cambiaba. Yo no aguantaba, mi pinga se quería salir de mis pantalones. Los tipos que estaban atras de ella tienen que haberle visto su chocha completa porque estaba sin su g-strings.
A
sí seguimos con esa morbosidad hasta que un día planifique una situación para que tuviera sexo con un desconocido. Un día fuimos a una tienda de tatuajes a mirarlos y le dije a Claudia que por que no se ponía uno y me dijo que estaba bien. Llamamos al joven y le dijimos que para cuando ella podía venir a que le pusieran un tatuaje en la espalda baja. El joven nos dio cita para el próximo dia a las 9:00 am y nos explicó que tardaba aproximadamente 3 horas. Al llegar a mi casa llame a mi primo y le dije que necesitaba que me llamara al celular a las 9:15 para llevarles unos docunentos del trabajo. Calcule todo para el mismo día de la cita de Claudia. Al día siguiente llegó el momento Claudia se estaba vistiendo y le dije que me gustaría que se pusiera el tatuaje lo más abajo que pudiera casi entre las nalgas y me respondió que no porque el joven le iba a ver su culo y yo le dije que no se preocupara que yo iba a estar presente, entonces acepto. Le dije que no se pusiera ropa interior para que no pasara tanto trabajo y usara un jeans, lo bajaba un poco y así el joven podia trabajar mejor. Llegamos a las 9:00 AM como se había acordado. El joven nos estaba esperando y nos pregunto cual es el area quería que le pusiera el tatuaje y yo le dije en la espalda baja y el muchacho dijo que se acostara en esa cama y se subiera un poco la camisa. Claudia se acosto boca abajo se subió la camisa un poco y el joven preguntó: "aquí en esta area" y yo le dije que no que a mi me gustaría mas abajo y le dije a Claudia que se desbotonara el jeans para bajarlo un poco. Cuando le empece a bajerle el jeans a Claudia note al muchacho que se quedó sorprendido al ver la cintura de mi esposa y el volumen tan grande de sus nalgas y su piel de porcelana. El joven se quedo mudo y Claudia me dijo "ya no me lo bajes más" y le dije un poco más abajo. Le dije al joven aqui me gustaría que se lo pusieras y le frote la piel a Claudia y le provoque un suspiro que el joven notó. El jeans estaba tan bajo casi a media pulgada de su culo. El joven muy nevioso al ver semejante cuerpo comienza aplicandole unos productos frotandole el área con sus dedos. Claudia empezo a suspirar y a cambiarle la respiración como siempre le pasaba cuando se calentaba, note en ella que se estaba excitando y tratando de disimular. Claudia es tímida pero cuando se excitaba perdía la cabeza. El muchacho seguía trabajando y se hacía como ocupado pero poco a poco le estaba bajando más el pantalón a Claudia con disimulo para verle su ranura. Yo sentado ya notaba el culo de Claudia casi por fuera, de un color rosado y blanco porcelana. El joven miraba con disimulo pero se notaba excitado mirando esa hermosura.
Ella ya no podía aguantar la respiración del joven que le golpeaba su culito. En ese momento suena mi celular, lo cojo y era mi primo como acordado. Le dije voy para alla rápido a resolver eso pero que tenía que regresar de inmedito por que estoy en una cita con mi esposa. Claudia suspirando preguntó que adonde iba y le dije vengo rápido, y Claudia ya excitada me dijo no te preocupes si acabo antes nos vemos en la casa. La espere en mi casa, cuando llegó le pregunte como te fue y me dijo bien y nada más. Al cabo de unos meses fue cuando se abrió conmigo y me dijo todo por detalles.
Me contó: Cuando te fuiste de la tienda la excitación era tanta de los dos que el muchacho continuo respirándome cerca de mi culo y más cerca cada vez hasta que no pudo aguantar y me pego su boca lamiendo todo mi culo y mi chocha.
Ella explotó de suspiros y excitación y el continuo pasandole las manos y ella no se movía de su posición boca abajo, no aguanto más y levanto su trasero y se puso en cuatro patas. El muchacho no pudo más al verla y continuo lamiendola de arriba a bajo su hermoso culito rosado, y rica chocha, introduciendole su lengua por todos los lados, y ni Claudia ni el intercambiaban palabra. Ella no se movía de estar en cuatro, el se saco la pinga y se la introdujo hasta mas no poder por su culo y chocha y ella gritando como nunca de placer.
Cuando el termino, ella le dijo que te debo y el le contesto, nada. Cuando ella me contó todo su relato la penetrédesesperadamente. Ahora en adelante yo tambien comparto con otras chicas y ella no se molesta siempre y cuando se lo diga.
ALBERTO